Danit Peleg, la diseñadora que imprime colecciones de moda en 3D desde su casa

Ahora trabaja en su segunda colección, después de que la primera diese la vuelta al mundo y su éxito la llevase a diseñar un vestido para los Juegos Paralímpicos de Río 2016

Cuando la creatividad y las nuevas tecnologías se encuentran, suelen pasar cosas extraordinarias. Así ocurrió cuando la diseñadora de moda Danit Peleg decidió explorar el mundo de la impresión 3D para crear colecciones de ropa desde su casa.

Todo empezó en 2014, cuando se disponía a idear la colección para su proyecto de fin de carrera en la escuela de moda Shenkar (Ramat Gan, Israel). Durante unas prácticas que había realizado en un estudio de moda de Nueva York, Danit había tenido la oportunidad de trabajar en el diseño de dos vestidos impresos en 3D que le cautivaron.

“Siempre me ha interesado desarrollar tejidos únicos y explorar con nuevos materiales, especialmente combinando la moda con las nuevas tecnologías”

Sin embargo, estos vestidos se habían hecho con impresoras industriales y con materiales muy rígidos. Las modelos no podían sentarse con ellos y el tacto de las prendas era incómodo, completamente distinto al de los tejidos habituales.

Danit-peleg-ted-talks-3d-printing

La idea de diseñar desde cero una colección de moda que pudiese imprimir ella misma para superar estos inconvenientes le fascinó. Más aún cuando comenzó a investigar y descubrió que utilizando una impresora 3D doméstica podría hacerlo desde su propia casa, donde dice sentirse más creativa.

“Además, combinando la impresora doméstica Witbox y el FilaFlex, un material fuerte pero flexible, supe que podría hacer una colección lista para vestir”

Danit se propuso diseñar prendas más similares a los tejidos normales, flexibles y con un tacto más suave, que las modelos pudiesen llevar cómodamente. “Así que decidí investigar más sobre este campo y hacer mi propia colección para el proyecto de la escuela”, explica la diseñadora. Y así lo hizo. Tras un tiempo aprendiendo a utilizar el software y el hardware necesario para imprimir, Danit fue capaz de crear su primera colección 100% impresa en 3D desde su casa. Incluyendo zapatos.

Descubriendo la libertad de imprimir

La primera prenda que creó fue una chaqueta a la que llamó Liberte, compuesta por patrones triangulares que se inspiraban en la geometría presente en el cuadro de Eugène Delacroix La libertad guiando al pueblo. Para Danit, la impresora 3D es una herramienta que le ha “permitido hacer cosas increíbles”, que nunca creía que fuese capaz de lograr. Y esta chaqueta fue la primera prueba de ello.

vestido-danit-peleg-witbox-2

Tras esta primera experiencia siguió probando nuevos materiales como el FilaFlex y se apoyó en un grupo de makers que la ayudaron a profundizar en el mundo de la impresión 3D para mejorar sus creaciones. También descubrió los diseños de Andreas Bastian  (Mesostructured Cellular Materials), un proyecto en Thingiverse que le sirvió de inspiración para crear los patrones ensamblables que componen sus prendas.

“Combinando las increíbles estructuras de Andreas Bastian con otras nuevas creadas por mí utilizando el mismo planteamiento y con los filamentos flexibles, por fin pude crear tejidos similares a encajes con los que trabajar como si fuese tela normal”

Gracias a esta técnica, creó una serie de vestidos, tops, faldas y camisetas que juegan con los patrones geométricos y la flexibilidad del material, dando como resultado un efecto de ligereza y movimiento que está presente en todas sus creaciones.

Esta primera colección, que ya ha dado la vuelta al mundo y ha aparecido destacada en importantes medios de comunicación (desde Vogue hasta el New York Times), tardó 2000 horas en ser impresa. Ahora está trabajando en una nueva para la que está utilizando Witbox 2, lo que le permite imprimir casi 3 veces más rápido que antes. “¡Quizás en unos años me llevará solo minutos!”, añade.

Su experiencia en Río 2016

En 2016, Danit tuvo una nueva oportunidad de poner a prueba su creatividad y de enseñar su trabajo al mundo. Para la celebración de la Ceremonia de Inauguración de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, le encargaron el diseño de un vestido para la bailarina y medallista paralímpica Amy Purdy. “Fue un honor que confiasen en mí para un proyecto tan importante. Supuso un proceso muy interesante porque el traje debía permitir grandes movimientos para poder ser presentado en el escenario, pero también tenía que ser elegante y sutil”, detalla Danit.

En el espectáculo, Amy bailó una samba con el robot KUKA, en una celebración de la relación entre los humanos y la tecnología. El vestido, compuesto por patrones en forma de diamantes, acompañó los movimientos de la bailarina con gran belleza. “La mejor prueba de que conseguimos que el vestido fuese un éxito es que muchas personas pensaron que estaba hecho con tejido normal y no impreso en 3D. Esto demuestra que el resultado quedó muy natural”, añade.

De cara al futuro, Danit piensa seguir explorando las posibilidades que surgen de combinar la moda y la impresión 3D. “También espero poder abrir una boutique online de archivos para imprimir y ya he terminado de hacer mi última colección”, detalla la diseñadora, que se muestra optimista con el futuro de esta tecnología para la moda.

Si la tecnología sigue mejorando de forma significativa, la impresión 3D se convertirá en el futuro de la industria de la moda, con un impacto enorme. Habrá menos costes de transporte, más personalización y, lo que es más importante, se democratizará el diseño: ¡cualquier persona será capaz de diseñar su propia ropa!