Fiixit: férulas impresas en 3D que sustituyen a las escayolas

Emprendedores españoles usan la impresión 3D y la Witbox 2 para crear férulas con mejores resultados que las escayolas tradicionales.

La idea: una alternativa a la escayola

BQ-fiixit
Los emprendedores detrás de Fiixit se dieron cuenta de que la impresión 3D podía emplearse también en el sector de la ortopedia. Las tradicionales escayolas que se usan para inmovilizar son pesadas e incómodas, por lo que el objetivo de esta pequeña compañía es sustituirlas por férulas impresas en 3D, mucho más ligeras, cómodas y personalizadas a la lesión de cada paciente.

La solución: impresión 3D con una Witbox 2

BQ-fiixit
Desde Fiixit querían apostar por la tecnología española y por eso pensaron en BQ. Ahora utilizan las impresoras Witbox 2 para crear las férulas a medida. El proceso es sencillo: el médico detecta una rotura ósea, se hace un escáner 3D y, con ayuda de un técnico ortoprotésico, se diseña la férula para imprimirla. La solución: una férula que no pesa, no pica y que es customizable e impermeable, por lo que los pacientes se pueden duchar y bañar con ella.

El resultado: mejor calidad de vida de los pacientes

BQ-fiixit
Desde Fiixit han comprobado que la calidad de vida los pacientes que usan sus diseños ha mejorado, sobre todo la de aquellos con recuperaciones largas, entre otras razones, porque el deterioro muscular es menor. Así, la relación coste/beneficio es mejor que la de utilizar una escayola. Ya existen traumatólogos que ofrecen las férulas en sus consultas, ortopedias que las venden e incluso han llegado a la Seguridad Social.