Diseñando el transporte del futuro con ayuda de la impresión 3D

Jóvenes de la UPV han superado la última fase del concurso organizado por Elon Musk para diseñar Hyperloop, un método de transporte ultrarrápido y alimentado con energía renovable.

Todo empezó como lo hacen muchas grandes historias: con un grupo de amigos unidos por un entusiasmo común. En este caso, la ingeniería. Se trataba de Daniel Orient, Juan Vicén, David Pistoni, Germán Torres y Ángel Benedicto, cinco estudiantes de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y componentes del grupo Makers UPV. Estos jóvenes decidieron unir esfuerzos en 2015 para presentarse a la competición internacional de ideas para desarrollar Hyperloop, el modelo futurista de transporte promovido por Elon Musk (fundador de las empresas Paypal, Tesla, SolarCity y SpaceX).

La idea principal de este sistema consiste en transportar pasajeros en cápsulas que viajen propulsadas al vacío en tubos de acero a más de 1.000 kilómetros por hora. Para hacerlo posible, Elon Musk decidió abrir un proceso de innovación abierto y organizó mediante su compañía SpaceX esta competición para animar a mentes de todo el mundo a proponer sus propios diseños.

Casi dos años después, y tras mucho trabajo, ya han superado dos de las grandes pruebas compitiendo con importantes universidades y centros tecnológicos de todo el mundo. Y ahora son más de 30 estudiantes los que forman parte del equipo.

upv-hyperloop

En enero de 2016 resultaron ganadores en la 'Design Weekend', la primera primera fase de la competición, centrada en el diseño teórico de un prototipo de Hyperloop. En ella participaron más de 130 equipos de universidades tan prestigiosas como el MIT, Stanford, Purdue o UC-Berkeley.

Allí, recibieron los premios al Mejor Diseño y al Mejor Subsistema de Propulsión. En abril de 2017 fueron invitados a la segunda gran prueba: la Pod Competition 1, organizada en Los Ángeles, donde pudieron visitar la pista de pruebas construida por SpaceX y compartir su progreso con otras universidades de todo el mundo.

Tras ser uno de los 24 equipos seleccionados para pasar a la siguiente fase, se preparan ahora para la próxima gran fecha: verano de 2017, cuando acudirán a la Pod Competition II con un prototipo con capacidad para un pasajero, con el que competirán junto a los demás equipos.

¿Qué es Hyperloop?

La primera vez que el visionario emprendedor Elon Musk anunció públicamente el proyecto Hyperloop, al que llamó “el quinto medio de transporte” fue en 2013, cuando desveló sus planes para crear un vehículo capaz de llegar desde Los Ángeles a la Bahía de San Francisco en 35 minutos. El diseño está basado en un sistema de tubos de gran tamaño al vacío por los cuales circulan unas cápsulas (los pods) similares a las utilizadas en los supermercados para succionar el dinero, pero a velocidades de 1.000 kilómetros por hora y con capacidad para el transporte de pasajeros o carga. 

“Este sistema haría posible importantes conexiones industriales como Algeciras - Hamburgo en sólo 3 horas o Madrid - París en una hora”
Hyperloop-UPV-prototipo

Además de las altas velocidades, la gran ventaja de este diseño es que funcionaría al 100% con energías renovables y sin emitir ningún tipo de emisión contaminante a la atmósfera. “El funcionamiento es muy parecido al de un avión, pero por tierra y con una batería eléctrica, sin combustibles fósiles”, explica Vicén.

La idea de diseño que presentaron en 2016 destacaba frente a otras propuestas por su sistema de levitación superior que suponía un 30% de ahorro frente a los prototipos con raíles. “Con la levitación superior te ahorras la construcción de kilómetros de raíles, además podríamos evitar que el pasajero sintiese la fuerza centrífuga en las curvas”, detalla Vicén.

Prototipando en 3D

Tras la última convocatoria en Los Ángeles llega el gran desafío: crear un nuevo prototipo mejorado para ser los más rápidos en verano. En estos momentos trabajan sin cesar para buscar la mejor combinación entre “alta velocidad y seguridad”. Y una de las herramientas clave del proceso es la impresión 3D, tecnología que les sirve de base para el desarrollo continuo de soluciones innovadoras. En su caso, trabajan con las impresoras de BQ Witbox 2.

“Las impresoras 3D son de las herramientas que más nos ayudan para trabajar, nos permiten probar la tecnología que estamos usando y hacer pruebas continuamente”
“Para poder hacer prototipos de Hyperloop, primero tenemos que comprobar que funcionan a un nivel menor y para ello imprimir en 3D es clave porque nos permite probar de forma rápida”

Desde que se creó aquel grupo primigenio de makers que dio lugar a Hyperloop UPV ha pasado mucho tiempo. Por el camino han recibido muchos apoyos, de distintas empresas y de su universidad, así como premios y una gran repercusión mediática. Pero su objetivo sigue siendo el mismo: “Ofrecer propuestas innovadoras para que un día este medio de transporte sea una realidad”, concluye.