La diseñadora española que crea ropa y accesorios con la impresión 3D

Eres joven y eres directora de arte en una agencia de publicidad. Un día decides ver un documental sobre cómo la diseñadora israelí Danit Peleg emplea la impresión 3D para crear colecciones de pasarela. No sabes cómo funciona una impresora, nunca la has usado, pero te quedas tan alucinada que al día siguiente te compras una Prusa i3 Hephestos de BQ. Tardas dos días en montarla e imprimes tu primera pieza, empiezas a investigar, a estudiar los materiales… y decides dejar tu trabajo e impulsar tu propio negocio de ropa y accesorios creados con esa tecnología que acabas de conocer.

Esta historia no es ficticia, sino real, y la protagonista se llama Rosa Serrano, la emprendedora detrás de Chuic Shop, alguien que demuestra que no hace falta ser experto en impresión 3D para crear cosas maravillosas con ella. Rosa trabaja con varias Witbox 2, una Witbox Go! y sus pendientes de diseño exclusivo los usa hasta Cristina Pedroche, quien los luce orgullosa en sus redes sociales.

“La impresión 3D fue la clave para emprender, llevaba toda la vida pensando en un negocio que no estuviera visto, sin explotar y que reuniera mis pasiones: la tecnología y la moda. De ahí nació Chuic”, explica.

“La impresión 3D fue la clave para emprender, llevaba toda la vida pensando en un negocio que no estuviera visto, sin explotar y que reuniera mis pasiones: la tecnología y la moda"

Cuando empezó, lo primero que Rosa imprimió fue un flamenco que “no quedó muy bien”. Tras conocer que existía un material flexible llamado Filaflex, empezó a usarlo para crear figuras y pegarlas en las camisetas. “Me gustaba la idea de llevar algo personalizado y en 3D, hasta ahora no había visto nada por el estilo. Hice pruebas y di con la clave cuando empecé a coser esos diseños a las camisetas”, cuenta. Esas camisetas de colores neutros y figuras geométricas de Filaflex cosidas encima (piñas, flamencos, corazones, cactus…), fue lo primero que empezó a vender online y en mercadillos e, incluso ahora, la negra con el corazón rojo sigue siendo su best-seller.

Camiseta con diseño impreso en 3D de Chuic Shop

De las camisetas a la pasarela

Rosa sigue las revistas de moda, a los influencers más importantes y a gente del sector. Por eso empezó a crear pendientes grandes y originales. El proceso creativo de la diseñadora empieza con “una lluvia de ideas”, y tras bocetar varias, se queda con las tres o cuatro que sabe que gustarán más.

“Cada temporada saco una nueva colección intentando seguir las tendencias pero dándole mi toque”, asegura. Figuras geométricas de colores, hojas, frutas, insectos… diseños hechos con PLA de diversos tipos y que han llegado a las revistas de moda como “In Style”, “Woman.es”, “Vanitatis” y “Hola”. Todos ellos accesibles porque su objetivo “siempre ha sido que todo el mundo pueda comprar algo hecho en 3D, que no sea algo sólo inaccesible. Quiero que cualquier persona pueda tenerlo”.

Pendientes hechos con la impresión 3D de Chuic Shop

Chuic vende online pero también en mercados de diseño y en algunas tiendas muy concretas. Pero Rosa es más que Chuic y sus colaboraciones han llegado hasta la pasarela. Junto con las diseñadoras ZAP & BUJ creó un mono de impresión 3D sobre textil que presentaron este año en un original desfile en la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid.

Y con el diseñador brasileño Ricardo O'Nascimento hizo una pieza que se mostró en la pasarela de Avantex París, una feria internacional de innovación textil y tecnología.

"Mi objetivo siempre ha sido que todo el mundo pueda comprar algo hecho en 3D, que no sea inaccesible"

No me esperaba un crecimiento tan rápido (llevo sólo poco más de un año y medio en esto), el poder llegar a tantas personas, a pasarelas de moda… y lo mejor son las palabras de agradecimiento de la gente cuando recibe sus pedidos”, asegura Rosa, cuyo objetivo ahora es montar un showroom que sirva de tienda y taller para que todo el que quiera pueda ver los diseños en vivo, probárselos e, incluso, apreciar el proceso de creación.

¿Y cómo se ve de aquí a largo plazo? “Quiero que Chuic siga creciendo y ofreciendo productos para todos los públicos, pero me gustaría seguir colaborando con terceros, pues veo que la impresión 3D tiene un gran tirón en el mundo de la pasarela. Lo más interesante de todo esto es que, a medida que vayan saliendo más materiales, se podrán ir haciendo muchas cosas nuevas, complicadas y diferentes”.