La escucha inconsciente: el sonido como recurso pedagógico

Un grupo de investigadores españoles estudia cómo el sonido y la música influyen de forma inconsciente en la atención y la respuesta emocional de los niños. A partir de sus conclusiones, han creado el recurso pedagógico "Touch the sound".

Francis Ford Cópola decía que el sonido es el mejor amigo del director porque actúa sobre el espectador de manera secreta. Francisco Cuadrado, el investigador principal del proyecto “La escucha inconsciente”, piensa muy parecido. Por eso, lleva 20 años siendo diseñador de sonido, compositor de música e investigador. Su campo de estudio es cómo el sonido de los contenidos audiovisuales genera emociones en el público.... y no sólo en el cine.

 “Nos preguntábamos qué efectos puede tener en un receptor tan sensible como son los niños. Y además, cómo podíamos aprovecharlo para mejorar el aprendizaje” explica Francisco. Ese es el objetivo de “La escucha inconsciente”, un proyecto de la Universidad Loyola Andalucía impulsado por investigadores de esta universidad, de la Escuela de Magisterio de Úbeda y de la Universidad de Sevilla y en el que colaboran empresas como BQ.

“Nos preguntábamos qué efectos puede tener en un receptor tan sensible como son los niños. Y además, cómo podíamos aprovecharlo para mejorar el aprendizaje”

En el estudio participaron 300 alumnos de Primaria y Secundaria y se emplearon diferentes tipos de contenidos (videojuegos, audiovisuales y podcasts de ficción) y diversas variables sonoras y musicales. Durante la fase inicial, los investigadores comprobaron que existe una diferencia significativa entre la respuesta emocional y el nivel de atención que despierta el sonido 3D frente al estéreo.

escuchainconsciente_BQ_01

Por ejemplo, en las pruebas de comprensión en lengua inglesa, los niños que escuchaban la narración en 3D obtenían mejores calificaciones que el resto. Para los investigadores, la clave reside en que este tipo de audio proporciona una mayor inmersión. 

También se demostró que los efectos del sonido juegan un papel determinante: cuanto más marcados emocionalmente estaban los parámetros, más interés despertaba el contenido. Sin embargo, los niños no dieron muestras de haber detectado diferencias en su comportamiento, lo que refuerza la hipótesis de que estos procesos suceden a un nivel no completamente consciente.

Touch the sound: un ecosistema basado en la realidad aumentada

A partir de las conclusiones del estudio, el equipo de investigadores desarrolló un recurso pedagógico basado en el uso del sonido como medio para fomentar la atención durante el aprendizaje. Es “Touch the sound” y está pendiente de patente. Este recurso emplea la metodología IMLS (Intelligent music learning system), un sistema de aprendizaje y creación musical desarrollado por Francisco en investigaciones anteriores y basado en la realidad aumentada.

“Touch the sound” permite a los niños crear y modificar sonidos sólo con mover unas piezas marcadas con iconos sobre una superficie plana situada delante de una tablet: la cámara del dispositivo detecta las figuras y activa o cambia el sonido correspondiente a cada una de ellas. Para crear estas piezas, los investigadores optaron por imprimirlas en 3D con impresoras Hephestos 2 de BQ.

“Es un ecosistema muy intuitivo, fácil de utilizar y apuesta por el uso de tecnologías accesibles, para que ayuden a reducir la brecha digital que las nuevas tecnologías están creando en la sociedad” detalla Francisco. Dentro de la aplicación de la tablet los niños viven el viaje de Gale (Gale’s Journey), que narra el viaje migratorio de un grupo de ballenas desde Alaska a la Baja California. Esta historia reúne contenidos del currículo de Educación Primaria en las materias de Ciencias naturales, Ciencias sociales, Inglés como lengua extranjera y Música. 

“Es un ecosistema muy intuitivo, fácil de utilizar y apuesta por el uso de tecnologías accesibles, para que ayuden a reducir la brecha digital que las nuevas tecnologías están creando en la sociedad”

La última etapa del proyecto ha consistido en una evaluación de la usabilidad de “Touch the sound”, que demostró que los niños aprenden a utilizarlo con rapidez, que el impacto en el aprendizaje es positivo y que el nivel de atención e inmersión en la actividad es elevado (incluso en niños con necesidades educativas especiales, como el TDAH).

escuchainconsciente_BQ_02

Nuevas posibilidades

Los resultados del estudio, además, abren la puerta a nuevas posibilidades de uso en otros contextos, como en el trabajo con niños con necesidades educativas especiales o el uso de la tecnología musical con ancianos.

“Cada vez hay más líneas de trabajo sobre los beneficios de la música con personas mayores a nivel de conectividad neuronal, de generación de dopamina, de conexión personal o de memoria emocional. Pero los ancianos pueden tener dificultades de movilidad o carecer de la agilidad necesaria para tocar un instrumento o pulsar la pantalla de una tablet, por eso mover una pieza y que eso genere una reacción automática es muy práctico para ellos” explica Francisco.

Aunque el proyecto “La escucha inconsciente” ha terminado, la línea de investigación no está cerrada. El futuro, en el que ya trabajan los investigadores, pasa por explorar más a fondo el uso de esta herramienta en las aulas, especialmente con niños con TDH, TDA o autismo.