El diseñador Yono Taola lleva la impresión 3D a la pasarela.

La firma ha incluido varias piezas y complementos impresos con Witbox 2 en su última colección.

Juanjo Gómez, el diseñador madrileño detrás de la firma Yono Taola, lleva más de 10 años dando vida a colecciones de moda caracterizadas por una mimada confección artesanal. Pero en 2016, un nuevo elemento ha cobrado vida en sus diseños: la innovación tecnológica.

Cuando Juanjo conoció el potencial de la impresión 3D en la moda decidió experimentar con ella combinándola con las técnicas artesanales. Como resultado de este proceso creativo, en sus últimas colecciones -presentadas este año en la pasarela de Madrid Fashion Show- pudieron verse tops, camisetas, vestidos y bolsos impresos en 3D.

"La impresión 3D te permite llevar a cabo ideas que no sería posible realizar con las técnicas tradicionales".

Las piezas de Yono Taola han sido creadas con la impresora Witbox 2 y formaron parte de sus colecciones de Otoño/Invierno y Primavera/Verano de 2016. “Incluimos dos piezas que jugaban con los negativos y positivos, con patrones como la pata de gallo”, explica Juanjo, que se encuentra todavía en una fase de investigación con esta herramienta. “Al tratarse de una tecnología nueva que se está empezando a aplicar en este ámbito, aún no hay directrices marcadas y tenemos que basarnos en la prueba y error para descubrir qué ideas funcionan y cuáles no”, añade.

taller-diseño-witbox-2-bq

El diseñador Juanjo Gómez en su taller en Madrid.

Experimentación y creatividad.

Por ahora, Juanjo ha experimentado con PLA de distintos colores para complementos (bolsos, por ejemplo) y con filamento flexible para las prendas de ropa. “El filamento flexible es más apropiado par las prendas de vestir, pero el PLA ofrece unas posibilidades muy interesantes: dependiendo de la forma que le demos y de la incidencia de la luz sobre el material, ofrece un brillo distinto”, cuenta el diseñador, que reconoce que algunos de sus experimentos no han salido como quería mientras que otros han superado con creces sus expectativas. “Vemos mucho futuro y recorrido en esta tecnología. Cuanto más trabajemos con ella, más ideas se nos ocurrirán para sacarle partido”, explica.

bolsos-witbox-2-impresion3d

Bolsos impresos en 3D con Witbox 2: el de la derecha con PLA amarillo y el de la izquierda, con PLA de madera.

El primer contacto de Juanjo con esta tecnología fue a raíz de su trabajo como docente en la escuela de diseño del Instituto de Empresa. “La idea surgió cuando descubrí la actividad de BQ en un evento en el IE. Ya conocía el trabajo de otros diseñadores internacionales, pero no me había planteado llevarlo a cabo yo mismo hasta entonces”, añade. Dado que el diseñador no contaba con conocimiento previo de la impresión o el diseño en 3D antes de embarcarse en este proyecto, contó con la colaboración de un modelador 3D que le ayudó a llevar sus diseños al mundo digital. “La experiencia hasta ahora ha sido muy positiva y mi plan es seguir probando, aprendiendo e investigando”, concluye.